La Estimulación Magnética Transcraneal Profunda, una nueva posibilidad de intervención terapéutica en las enfermedades psiquiátricas.

La neurofisiología, neuroanatomía, psiquiatría…, asociadas a la física, química e ingeniería, han hecho posible el desarrollo de nuevos enfoques neurobiológicos muy poderosos que permiten aplicaciones terapéuticas a situaciones clínicas graves.

La estimulación magnética transcraneal (EMT), es un procedimiento no invasivo que utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas del cerebro y mejorar los síntomas producidos en determinadas enfermedades mentales.

Seis dispositivos de EMT están aprobados por la FDA, cinco para tratar la depresión refractaria y el TOC y un sexto para mapear el cerebro, localizar áreas elocuentes y medir velocidades de conducción motora.

La resistencia o intolerancia a los fármacos y la utilidad de ésta técnica como principal indicación y más ampliamente aceptada, debe considerarse con escrúpulo, puesto que su incidencia y prevalencia deben establecer el nivel de eficacia, seguridad, economía y educación que, en conjunto, nos lleva a considerar a la EMT como una futura especialidad emergente, cuya finalidad debería orientarse a mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades cerebrales.

Para alcanzar mayor penetración y amplitud en el cerebro, donde se encuentran muchas de las estructuras asociadas con el estado de ánimo y otros trastornos cerebrales y neurológicos, se han ido diseñando bobinas con diferentes posibilidades de aplicación y utilidad, entre las que destacan las H-coil de estimulación profunda de Brainsway.

Palabras clave: Depresión resistente. EMT profunda. Bobinas en H. Nivel de eficacia. Procedimiento no invasivo. Otras aplicaciones.

Autor: F. Sanjuán Martín

Fecha: Viernes, 12 Abril, 2019