El dolor agudo es una sensación normal desencadenada en el Sistema Nervioso (SN) para alertar de las posibles lesiones y la necesidad de cuidar de sí mismo.

Dolor Neuropático

El dolor crónico es diferente, es persistente. Las señales de dolor, siguen disparando permanentemente en el SN durante semanas, meses o años.

Puede existir una causa aguda desencadenante, como un dolor cervical o un traumatismo costal, o puede haber una causa permanente de dolor como una tumoración, una artritis o un proceso degenerativo; pero algunas personas sufren dolor crónico sin que existan lesiones previas ni evidencias de elementos extraños.

Otras formas de crónico son el dolor neurogénico (dolor resultante del daño a los nervios periféricos o al sistema nervioso central en sí), y el dolor psicógeno (dolor no debido a una enfermedad o lesión, o cualquier signo de daños visibles en el interior o fuera del SN). Se desconoce cuál es la causa común a ellos capaz de producir un cuadro de dolor crónico.

Los fármacos, la acupuntura, la estimulación eléctrica local y cerebral, así como la cirugía, son algunas de las propuestas para el dolor crónico. Los placebos, a veces, proporcionan algún beneficio o, incluso, lo eliminan. Las técnicas de psicoterapia, de relajación, el biofeedback, y la modificación del comportamiento, también se usan para su manejo.

A muchos pacientes se les puede ayudar haciéndoles comprender todas las causas del dolor, con las variadas alternativas para deshacer lo que el dolor crónico les ha producido.

En diversos estudios clínicos de investigación, se han descubierto niveles bajos de endorfinas en el líquido cerebro-espinal. La acupuntura y la electropuntura, activan los niveles de endorfinas. Otros científicos, se entregan a la misión de averiguar el efecto del estrés sobre el dolor crónico. Los químicos, están sintetizando nuevas moléculas y descubriendo efectos analgésicos en medicamentos no prescritos para el dolor.

Ciertas técnicas neuroquirúrgicas se utilizan con éxito para tratar el dolor neuropático resistente a los medicamentos, incluyendo la estimulación cerebral profunda de la corteza motora o epidural.

La neuropatía dolorosa se asocia con cambios de la plasticidad en el Sistema Nervioso, induciendo plasticidad en la corteza motora y la activación de los sistemas inhibitorios de control del dolor descendente.

Dolor Neuropático

La Estimulación Magnética Transcraneal Profunda, es una técnica que puede modular la excitabilidad cortical e inhibir la percepción del dolor del cerebro humano sin necesidad de manipular su interior. Los estudios realizados examinaron el efecto de la estimulación en la sensación del dolor y el reflejo de flexión nociceptivo NIII conjuntamente, en pacientes con dolor neuropático inducido por diabetes.

El tratamiento mediante Estimulación Magnética Transcraneal Profunda, es una alternativa eficaz aliviando este insidioso síntoma que interfiere y condiciona la calidad de vida, y se añade como complemento esperanzador a los remedios actuales.

La bobina utilizada, H10-Coil de Brainsway, permite la estimulación profunda del cerebro sin aumentar significativamente los campos inducidos en las zonas superficiales de la corteza. Por tanto, ésta bobina puede utilizarse para estimular el córtex motor de las extremidades inferiores en el surco central, una región escondida en la profundidad de la fisura interhemisférica.

Es una técnica segura y no invasiva para el dolor crónico, muy eficaz en la Neuropatía Diabética. La estimulación magnética de las estructuras cerebrales y redes relacionadas con el dolor crónico, aporta una mejoría nada desdeñable. Es un procedimiento que no precisa estar hospitalizado, ya que no hay cirugía ni anestesia, ni recuperación postoperatoria. Es muy bien tolerado y los efectos secundarios son anecdóticos.

La utilización y el contacto permanente durante 11 años con la Estimulación Magnética Transcraneal de Superficie, garantizan y avalan el manejo de la Estimulación Magnética Transcraneal Profunda.

A finales de Octubre del 2013 fue aprobado en la CEE (CE) por su seguridad, fiabilidad y eficacia.


LOS TRATAMIENTOS DE NEUROCAVIS

El programa de ESTIMULACIÓN MAGNÉTICA TRANSCRANEAL PROFUNDA de neurocavis, es multidisciplinar, y ofrece terapias “no invasivas” como primera opción, y nos permite elegir el régimen de tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada persona.

Con frecuencia observamos en la Unidad de Neuromodulación dos patologías simultáneas en un mismo paciente, es lo que conocemos como Patología Dual, lo que nos obliga a recurrir a tratamientos con distintos cascos e, incluso, recomendar técnicas invasivas.

El sistema de Estimulación Magnética Transcraneal Profundo (Deep TMS System Brainsway), supone lo más avanzado y polivalente, actualmente disponible, en el campo de la NEUROMODULACIÓN, ya que aventaja a los sistemas de superficie por:

  • El diseño de las bobinas y su acoplamiento a cascos acolchados específicos.
  • La capacidad de ajustar el casco a la morfología de cabeza, asegurando que los pulsos de energía se reciban sistemáticamente en circuitos-diana seleccionados de forma repetitiva, en lugar de nodos corticales exclusivamente.
  • Las mediciones y marcas craneales externas que contribuyen y permiten la correcta alineación e inmovilización de la cabeza sin distorsiones, aumentando la eficiencia del tratamiento.