La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica inflamatoria autoinmune del Sistema Nervioso Central y la causa principal de discapacidad neurológica en los adultos jóvenes de los países occidentales.

Alt

Además de los síntomas neurológicos clásicos, la depresión y la fatiga son de los síntomas más frecuentes que afecta al 90% de los pacientes al comienzo o en el transcurso de la enfermedad.

Tampoco existen demasiados ensayos farmacológicos controlados, que ofrezcan soluciones terapéuticas convincentes para la fatiga y la depresión que se advierten en la enfermedad, aunque se ha progresado considerablemente en su manejo.

En el ámbito de las Neurociencias, la Neuromodulación modifica y armoniza la actividad nerviosa mediante el suministro de agentes farmacéuticos, eléctricos, mecánicos o directamente a una zona diana. Dispone de herramientas tecnológicas que actúan específicamente sobre estructuras neurales.

La terapia de “Neuromodulación”, debe considerarse para pacientes seleccionados a través de una evaluación multidisciplinaria, bien como complemento de otro tipo de atención, o como alternativa cuando los síntomas no responden adecuadamente a medidas más conservadoras, por ejemplo, cuando los fármacos existentes son ineficaces o se convierten en un problema por el desarrollo de tolerancia, adicción, efectos secundarios adversos o toxicidad.

Las terapias de Neuromodulación siguen experimentando el refinamiento mediante la investigación permanente que dilucida sus efectos y mejora las aplicaciones.

Las bobinas de estimulación, H-Coil, embutidas en un casco (Helmet), y desarrolladas en función de la citoarquitectura tridimensional del cerebro, permiten estimular circuitos y nodos subcorticales, no sólo nodos y sinapsis transcorticales como sucede con la Estimulación Magnética de Superficie.

La Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), se ha utilizado con frecuencia para investigar el hemisferio alterado y la conectividad interhemisférica de la Esclerosis Múltiple. Recientemente, se han desarrollado ensayos terapéuticos para tratar síntomas específicos relacionados con la EM mediante Estimulación Magnética Transcraneal Repetitiva Profunda. Una Bobina, H10-Coil, de Brainsway, con capacidad de penetración energética por encima de los 6cm. de profundidad, estimula con éxito las regiones prefrontales profundas del cerebro, demostrado seguridad y buena tolerancia en voluntarios sanos y en pacientes que sufren depresión mayor. Esta región del cerebro desempeña un papel relevante en los trastornos afectivos. Fundamentados en esos principios, y aplicando la EMT repetitiva Profunda a pacientes con EM, se ha constatado efectividad en pacientes entre 18 y 60 años que sufren fatigabilidad o depresión.

Once años de contacto y utilización de la Estimulación Magnética Transcraneal de Superficie, garantizan y avalan el mejor aprovechamiento de la Estimulación Magnética Transcraneal Profunda.

Para administrar el tratamiento se requiere una valoración previa y cumplir los criterios del protocolo recomendados por la casa comercial Brainsway.

Es una técnica no invasiva y sin efectos secundarios que se administra con carácter ambulatorio, que no precisa hospitalización ni anestesia, y no trastoca la actividad cotidiana ni limita la autonomía personal. La duración de las sesiones es de 20 minutos.

Los tratamientos se administran siguiendo las recomendaciones de la casa comercial, resultando plénamente individualizados a través de la la selección del Umbral Motor en reposo.

La Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva Profunda aplicada a la Esclerosis Múltiple, ha sido aprobada recientemente (octubre 2014) por la CEE (CE), y no interfiere con el manejo farmacológico, alimentario o de rehabilitación que tenga establecido el paciente.