Alt

La esquizofrenia es un trastorno mental que aparece con mayor frecuencia en la adolescencia o en la juventud, aunque puede hacerlo a cualquier edad.

Como tantas otras, puede manifestarse en forma de delirio, alteración de la personalidad, agitación, confusión, psicosis, retraimiento social, actitudes anómalas......

No hay pruebas físicas o de laboratorio que la diagnostiquen y son los Psiquiatras los encargados de hacerlo. Las causas obedecen a la genética y a factores ambientales, y los síntomas y signos varían según los individuos. El "cannabis" (marihuana) puede desencadenar el primer episodio que dura el resto de la vida. Se reconocen síntomas negativos, positivos, cognitivos y ambientales.


SÍNTOMAS NEGATIVOS

Los síntomas negativos se asocian con la pérdida de las ilusiones y comportamientos normales. Estos síntomas son más difíciles de reconocer como parte de este trastorno, ya que muchas veces se confunden con los de la depresión u otras afecciones. Los síntomas incluyen:

  • "Afecto plano" (la persona no mueve el rostro o habla con una voz desanimada y monótona)
  • Falta de satisfacción en la vida diaria
  • Pérdida de habilidad para iniciar y mantener actividades planificadas
  • Carencia de comunicación, incluso cuando la persona se ve forzada a interactuar.

Las personas que tienen síntomas negativos necesitan ayuda con las tareas diarias. Muchas veces hasta descuidan su higiene personal. Esto puede hacerlas parecer  perezosas o que no quieran salir adelante, pero en realidad son síntomas de la enfermedad.

Cuanto más precozmente se diagnostique el proceso mayores probabilidades de curación con el tratamiento. El más eficaz es una combinación de medicamentos, ayuda psicológica y recursos de autoayuda. La toma permanente de los fármacos es imprescindible.

En el ámbito de las Neurociencias, y dentro del campo de la Neuromodulación, nos encontramos con la Estimulación Magnética Transcraneal Profunda, su arma de primera línea y como técnica de vanguardia, que con una forma distinta de concebir y estimular circuitos, nodos y redes neuronales, a diferencia de la Estimulación de Superficie limitada al córtex, resulta una alternativa complementaria que se suma a las terapias convencionales, proporcionando una mejoría sustancial del proceso.

Con la activación repetitiva de las regiones prefrontales, mediante pequeños pulsos de energía electromagnética semejantes a los de la Resonancia Magnética, administrados desde el exterior del cráneo, y de los circuitos profundos relacionados con la recompensa, con más 6cm de penetración energética, se pueden obtener efectos a largo plazo sobreexcitando dichas neuronas, permitiendo tratar de manera eficaz los devastadores síntomas negativos de la enfermedad.

El tratamiento dura 20 minutos y se administra con carácter ambulatorio sin requerir una preparación especial. No produce efectos secundarios, interacciones o intolerancias, como sucede frecuentemente con los medicamentos. Tampoco interfiere en las actividades de la vida diaria.

La experiencia acumulada tras once años de contacto y manejo de la Estimulación Magnética de Superficie, facilitan y avalan el mejor aprovechamiento de este nuevo avance científico, la Estimulación Magnética Transcraneal Profunda.

Dados los buenos resultados obtenidos en todos los ensayos clínicos presentados, el procedimiento fue rápidamente aprobado por la CEE (CE) ateniéndose a la exigente normativa vigente.

BIBLIOGRAFÍA