Neuromodulación

Una nueva era en el tratamiento de las enfermedades cerebrales

Estamos comprobando por estudios cada vez más numerosos relacionados con la investigación básica y la inteligencia artificial, que el cerebro es la central anatómica de comando donde tienen lugar todas las funciones de alto nivel del organismo humano, como la actividad de pensar, deducir, la capacidad de crear, sentir, amar y hasta regular las emociones.

En el ámbito de las neurociencias se engloban las nuevas tecnologías, que están tomando fuerza y dinamismo en occidente, haciendo notar su influjo en el resto del mundo.

Las Neurociencias son los derroteros emergentes por los que caminan, se exploran y se forjan, con nuevas herramientas, los avances de la investigación y el desarrollo tecnológico global.

Las disfunciones neuronales asociadas con el trauma y la enfermedad han dejado de pertenecer a una única especialidad. Atrás quedan los tiempos de facultad donde los catedráticos de medicina o cirugía mantenían un poder absoluto sobre campos tan diversos como las enfermedades pulmonares o abdominales y la cirugía general. Por el contrario, la neurofisiología, neuroanatomía, la psiquiatría y ciencias de la conducta, asociadas a física, la química y la ingeniería, han hecho posible el desarrollo de nuevos enfoques neurobiológicos muy poderosos, que permiten aplicaciones terapéuticas a situaciones clínicas graves.

Cada nueva rama pronto produce sus propias ramificaciones, y la Neuromodulación parece un árbol de rápido crecimiento que ha tomado carta de naturaleza de forma exponencial en lo que va de siglo.

Entendemos por Neuromodulación, la modificación o armonización de la actividad nerviosa mediante el suministro de agentes farmacéuticos, eléctricos, mecánicos o directamente a una zona diana. Dispone de herramientas tecnológicas que actúan específicamente sobre estructuras neurales.

Los dispositivos de Neuromodulación son - “per se”- un cambio de vida, una dimensión no por esperada menos eficiente, de las que se benefician cada vez mayor número de áreas del cuerpo y cuantiosas enfermedades o síntomas, como la enfermedad de Parkinson o de Alzheimer, el Ictus, la epilepsia, los trastornos de la marcha…, o actuando sobre la incontinencia, la angina de pecho y la enfermedad vascular periférica.

Por otra parte, los dispositivos de Neuromodulación pueden provocar una respuesta donde no existía, como en el caso de un implante coclear restaurando la audición de un paciente sordo.

Como ruta terapéutica, una ventaja clave es disponer de una opción de tratamiento reversible, es decir, se puede desactivar, y una vez interrumpido su efecto se detiene.

Con la expansión y el auge de esta palabra, “Neuromodulación”, vigente desde los años 80, se podría pensar que está limita exclusivamente a la depresión o al dolor crónico, las indicaciones más comunes. Sin embargo, hay una gran cantidad de aplicaciones como hemos expuesto. Hoy podemos decir que para cada tratamiento de Neuromodulación existente, hay muchos más en el horizonte, no lejanos, están aquí. Una nueva tecnología llamada BrainGate (Cyberkinetics, Foxborough, MA), se utiliza para analizar las señales de un cerebro activando el movimiento de un cursor, permitiendo a las personas afectadas por daños motores severos, una “vía suplente” que controla un ordenador con sólo pensarlo.

Con este arsenal terapéutico, las importantes mejoras en curso de la biotecnología, no es de extrañar que esté provocando en la industria un gran estallido.

La terapia de “Neuromodulación” debe considerarse para pacientes seleccionados a través de una evaluación multidisciplinaria, polivalente, bien como complemento de otro tipo de atención, o como alternativa cuando los síntomas no responden adecuadamente a medidas más conservadoras, por ejemplo, cuando los fármacos existentes son ineficaces o se convierten en un problema por el desarrollo de tolerancia, adicción, efectos secundarios adversos o toxicidad.

Los dispositivos de Neuromodulación, a pesar de su complejidad tecnológica, cuando se introducen al comienzo del tratamiento, puede ser más costo/efectivo para controlar ciertas condiciones en el tiempo que los enfoques de cuestión médica.

Las terapias de Neuromodulación siguen experimentando el refinamiento mediante la investigación permanente que dilucida sus efectos y aplicaciones.